Actualmente si tus clientes no te encuentra en Internet estás perdido, ya que hemos llegado al punto que lo que no este en la red no existe para los usuarios. Por lo que la mayoría de las empresas han comenzado a crear una página web para su negocio, pero sin pensar que todo lleva un proceso de estudio, planteamiento de objetivos, estrategias, etc.

Esto conlleva posibles consecuencias que perjudique a la imagen de la empresa, cuando el objetivo es mejorar la imagen de la misma. Por eso llegamos a la conclusión que estar por estar, porque todo el mundo lo hace, no es la solución más acertada.

Por ello, si lo que queremos es crear una página web de nuestro negocio se debe tener en cuenta algunos errores que son muy fáciles de cometer. Debemos hacer hincapié en ellos para sacar el máximo partido a nuestra web.

 

1. No tener presente los objetivos

Se tiene que tener claro qué objetivo se desean alcanzar con la creación de una página web. Esto nos ayudará a saber si de verdad es necesaria para nuestro negocio una web, además de empezar a crear las diferentes secciones y funcionalidades que tendrá el sitio. También debemos detectar los errores y solucionarlos a tiempo para alcanzar esos objetivos.

 

2. No efectuar un estudio previo

Debemos realizar un estudio de la situación de la empresa, de los clientes, del mercado donde opera y la competencia. Hay que tener claro las necesidades de la misma y la de los clientes, y ver si la página web es la solución. Además de detectar qué manera, ya sea una web corporativa y/o tienda online, es la correcta.

 

3. Pensar que lo puede hacer cualquiera

Quizá caemos en el error de pensar que una web la puede hacer cualquiera, ya que cada vez más vemos como aparecen empresas donde te ofrecen un programa para poder crear tu mismo la web. Pero la web no es tan fácil como hacer un documento con un diseño bonito, si no que cuenta con muchos parámetros que un profesional debe programar, codificar y gestionar. Sin olvidarnos del SEO y actualización constante de la misma, para que nos encuentren en los motores de búsqueda, sino todo esto tener una web pierde sentido.

 

4. Fijarse solo en el diseño

No todo es el diseño, tu sitio debe ser funcional, sencillo, fácil de navegar, intuitivo, rápido,  que en un simple golpe de vista los usuarios sepan dónde encontrar lo que buscan. El diseño es muy importante, ya que es el escaparate de tu empresa en Internet, pero hay otros factores que también se ven implicados para que sea una buena web.

 

5. Desentenderse

Nunca te debes desentender de tu página web aunque contrates a un profesional que se encargue de la misma, ya que nadie conoce mejor que tu la empresa. Por lo que debes proporcionar la información necesaria al informático sobre el negocio. Se tiene que trabajar en equipo con el objetivo de obtener mejoras.

 

6. La misma estrategia offline que online:

Intentar trasladar de forma exacta, toda la oferta de productos y servicios del catálogo físico al sitio web, es un gran error, ya que la gente tiene una forma distinta de buscar las cosas por Internet que en un catálogo físico. Además, de que puede que te dirijas a un público distinto. No podemos pensar que nuestra tienda física es igual que la online y podemos realizar las mismas estrategias en una que en otra.

 

7. Crearla y olvidarse

Tener una página web conlleva una gestión de la misma, si lo que se pretende es sacarle el máximo partido y obtener beneficios. Se tiene que crear contenidos, actualizaciones, mantenimiento, etc. Tener una web inactiva no serviría para nada y perderás la inversión realizada.

página web

 

Son algunos errores que se suelen cometer a la hora de crear una página web aunque parezcan obvios. Por eso debes dejarte aconsejar por profesionales, y así sacarle el máximo partido a tu web y negocio.